Saltear al contenido principal

¿Por qué lo llamamos Lean cuando lo que queremos decir es Toyota?

¿Por Qué Lo Llamamos Lean Cuando Lo Que Queremos Decir Es Toyota?

Muchas personas que se interesan por el Lean, desconocen todavía cuál es el origen de esta expresión y de esta forma de gestión que se aplica de una manera distinta a la “clásica”, a la hora de mejorar y gestionar procesos de diferentes negocios. Déjenme que les cuente una pequeña historia sobre las circunstancias en las que surgió el concepto y la palabra.

Todo empezó con la primera crisis del petróleo que estalló el 23 de agosto de 1973. Hasta esa fecha, las economías occidentales habían vivido un crecimiento sostenido, con una demanda creciente y con unos sistemas de producción acostumbrados a trabajar contra unos mercados que se lo comían todo. Pero cuando el precio del barril de petróleo se cuadruplicó y los precios de la gasolina subieron en la misma escala, comenzaron los racionamientos en las gasolineras de Estados Unidos. Todo el mundo en aquel país, comenzó a buscar coches pequeños y que consumieran poca gasolina, cosa nada fácil ya que los fabricantes de automóviles estaban acostumbrados a diseñar vehículos enormes y de grandes cilindradas. Fue en ese momento cuando comenzó a brillar una marca que llevaba en USA desde 1957, pero que hasta esa época había pasado desapercibida para el gran público.

Los americanos querían comprar esos coches pequeños que consumían poco y las ventas de Toyota en USA se dispararon como nunca antes lo habían hecho. Pero lo más sorprendente es que el fabricante japonés fue capaz de cubrir el tirón de la demanda transportando los vehículos desde sus fábricas en Japón.

Primeros Toyota Crown exportados a U.S.A. (1957)

Primeros Toyota Crown exportados a U.S.A. (1957)

Mucha gente empezó entonces a preguntarse cómo eso era posible y ya en ese época (años 80 del siglo pasado), especialistas en producción después de visitar las fabricas japonesas, empezaron a hablar de una nueva manera de organizar la producción: el sistema J.I.T o Just-in-Time. Parecía que esa debía ser la nueva forma de fabricar en el futuro: kanban, SMED, TPM, etc…y que aplicando cada una de estas metodologías o herramientas de manera adecuada en las fábricas occidentales, todo debería de mejorar y los resultados no tardarían en llegar.

En el año 1984, un grupo de investigadores del prestigioso M.I.T (Massachusetts Institute of Technology) decidieron llevar a cabo un estudio más detallado de las técnicas japonesas al que llamaron en aquel momento “producción ajustada”. Después de cinco años de duro trabajo y el estudio de diferentes sectores industriales, principalmente el del automóvil, este equipo de trabajo del M.I.T concluyó que los principios del JIT o de la “producción ajustada” se podían utilizar de la misma manera en todas las industrias del mundo y que la aplicación de sus principios universales, favorecería a toda la sociedad.

The Machine That Changed The World

The Machine That Changed The World

The Machine That Changed The World

En el año 1991 apareció el libro “The Machine that Changed the World” escrito por Womack, Jones y Roos, donde los autores describen la historia de la fabricación desde sus orígenes, pasando por la producción en masa de Henry Ford, llegando hasta la fabricación ajustada y sin desperdicio de Toyota. Lo que en ese libro se sugería es que los autores del estudio, MIT, no veían nada en el modelo de fabricación de la marca japonesa que no pudiera ser trasladado a las fábricas occidentales y a otros sectores que no fuera el del automóvil.

Lean Thinking

Dado el gran éxito alcanzado con su primer libro, Womack y Jones se decidieron en el año 1996 a publicar su segundo libro, Lean Thinking. La elección del título de la obra que significa “pensamiento ajustado”, fue de los hecho más afortunados que les sucedió a sus autores, ya que desde ese mismo momento, el sistema de “producción ajustada” que provenía de Japón y de Toyota, pasó a denominarse Lean en el mundo empresarial de Occidente.

Libro Lean Thinking

Lean Thinking

La citada palabreja la había utilizado por primera vez un miembro del M.I.T., John Krafcik, tratando de explicar que la “producción ajustada” es Lean, porque utiliza menos recursos en comparación con la producción en masa. El término Lean significa en inglés: magro, frugal, sin grasa, pobre, escaso. Cualquiera de estos términos, podía ser utilizado para describir este sistema productivo que trataba de eliminar el desperdicio, lo superfluo, aquello que no añadía valor y por ello la palabra Lean fue rápidamente aceptada por todos.

Sin embargo Womack y Jones dejaron de describir en su libro muchas otras áreas de aplicación y conocimiento que Lean debe de cubrir para que su implantación en cualquier compañía sea posible, eficaz y mantenida en el tiempo. El concepto Lean fue exitoso en la difusión de ciertos aspectos del Toyota Production System, pero por otra parte, los autores se dejaron en el tintero aspectos del sistema Toyota que están demostrando a la larga ser necesarios para el éxito de Lean, o del Lean Management como está empezando a llamarse ahora.

 

Otros estudiosos del tema han preferido utilizar directamente en sus libros publicados sobre este sistema de gestión ajustada el término “Toyota”, como el famoso Toyota Way de Jeff Liker o el Lean Kata de Mike Rother y otros tantos que no voy a citar aquí. Ellos son de los que sostienen que el uso del término Lean es inexacto y que puede provocar que nos dejemos elementos importantes por el camino durante las implantaciones de Lean en las empresas.

¿Lean Management o Toyota Management?

Entonces e insistiendo sobre la pregunta inicial de este artículo, ¿por qué lo llamamos Lean cuando lo que queremos decir es Toyota? La respuesta es, porque seguramente en los años en los que todo esto que he contado ocurrió, no hubiera estado muy bien visto decir que el sistema que necesitaba adoptar occidente para la manufactura, era el Sistema de Producción Toyota, con todas las diferencias culturales y de gestión en las empresas americanas y europeas que eso hubiera llevado implícito. Y por eso y sólo por eso, que no es poco, se acuñó el apropiado o inexacto, según como se mire, término Lean.

Los años han venido a demostrar que el pensamiento Lean ha sido positivo para muchas empresas, pero también, que se ha dejado muchos elementos por el camino que el Toyota Production System si contempla, principalmente temas como liderazgo, la visión a largo plazo o las técnicas Kata, entre otros. Todo eso, que no es poco, es lo que quiere cubrir ahora lo que se ha dado en llamar Lean Management…¿o debería decir Toyota Management?

Volver arriba
Close search
Buscar